Las tacticas de las empresas

Podemos encontrar en cualquier época del año todo lo necesario  para el colegio de nuestros hijos. Gracias a una tienda de material de oficina online podemos tener todo lo que necesitamos para que en el trabajo no nos falte de nada. En lugares como este los precios no varían según la estación en la que se esté además es mucho más práctico, cómodo y barato hacerse con todo lo necesario  de una vez para poder desarrollar nuestro trabajo con total normalidad.

Hay empresas (y se podría decir que la gran mayoría) que inflan los precios dependiendo de la demanda que se haga del producto que venden, así que siguiendo esta lógica, en la época en la que todos los padres compramos los libros y el material escolar para los chavales, los ponen más caros con el único fin de enriquecerse un poco más y poder hacer un negocio mejor a costa de todos nosotros. También hay empresas mucho más preocupadas con la satisfacción de los clientes y que prefieren ganar el dinero más despacio pero sin inflar los precios. En definitiva se vende más si es un poco más económico ya que los clientes gastamos algo más cuando los precios nos son favorables.

Otra de las tácticas que se emplean sobre todo en las grandes superficies, en los negocios más grandes en los que los productos se cuentan por miles, es la de organizar una jornada en la que los productos están al dos por uno o la segunda unidad a mitad de precio. Es fácil encontrar la trampa, pagaremos por el primero la cantidad  suficiente como para que no se sientan perdidas del segundo, es decir, lo que en principio es un chollo, no es más que un burdo engaño, pagaremos por los dos aunque nos digan lo contrario.
Somos muchos los que a menudo caemos en este tipo de timos o engaños aparentemente legales que nos hacen los grandes negocios, nos llenan los ojos con precios bajos y ofertas que en realidad no lo son.

Deberíamos saber diferenciar lo que son ofertas reales y lo que son engaños para los consumidores y si tenemos consciencia de que lo es, de que nos están estafando con promesas que no se cumplen, lo mejor es denunciarlo además, ahora con las redes sociales podemos hacerlo de una manera mucho más rápida, más sencilla y si lo deseamos anónima.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.