Motivos para hacerte una cirugía ortognática

Hay personas que creen que la cirugía ortognática es cuestión de estética, pero realmente esto no es así, cuando la solución viable es este procedimiento invasivo es porque existen razones a nivel corporal y psicológico.

Su aplicación, se debe a la discrepancia que existe en el tamaño de los huesos que conforman la zona mandibular y que puede causar dolor, dificultad para expresarse, falta de descanso, entre otros.

Estos son factores que pueden hacer la vida de una agonía y es por eso que a continuación, te informaremos sobre las razones que conllevan a ver la incisión como una solución.

¿Qué es la cirugía ortognática?

La cirugía ortognática es la intervención quirúrgica que se emplea para corregir las afecciones genéticas de mandíbula y cara (por ejemplo, el paladar hendido). Por lo general, factores como dificultad para masticar y tragar, retroceso de la barbilla, desgaste de dientes, entre otros, son factores decisivos para aplicarla.

¿Por qué realizarla?

Dolores y molestias con la oclusión

En este caso, la forma de masticar se ve afectada debido a la falta de desarrollo de la osamenta que integra la mandíbula, lo que a su vez produce la llamada mordida abierta.

La población que tiene este padecimiento tiende a esforzarse a la hora de alimentarse, ya que deben usar sus molares posteriores para la masticación, lo que puede generan a futuro complicaciones digestivas.

Por otro lado, esta patología hace que se manifiesten dolencias a nivel del área del oído, la cabeza o hasta el cuello, debido a trastornos de la articulación temporomandibular.

Dificultades al hablar

La irregularidad y el mal encaje entre los maxilares superiores e inferiores, hace difícil la emisión de sonidos articulados, razón por lo cual se generan inconvenientes de pronunciación.

Acumulación de saliva que se proyecta al hablar

Esto se produce cuando la boca permanece abierta, debido a que la posición maxilar está más atrasada que la quijada y al conversar se crea el desagradable efecto de escupir.

Mala práctica al respirar

El sujeto termina acostumbrándose a realizar el proceso de respiración por la vía oral y esto puede afectar el conducto nasal, a parte le causará sensación de cansancio.

Complicaciones psíquicas

Generalmente, las personas que tienen este tipo de sufrimiento, terminan reflejando emociones negativas que van relacionadas con la baja autoestima que les produce su apariencia.

Como consecuencia de lo expuesto, una cirugía ortognática es la solución a una serie de problemas físicos y anímicos que derivan en el deterioro del individuo. La cirugía maxilofacial puede mejorar la calidad de vida de una persona que padece de esta afección que por lo general es traída por los genes.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.